Iniciar la vida laboral: Expectativas VS Realidad

Tanto si trabajas por cuenta ajena, como si decides emprender tu propio negocio, comenzar la andadura en la vida profesional no es tarea fácil. Por mucho que te intenten preparar para el mundo laboral, tendemos a crearnos unas expectativas demasiado altas con las que chocamos una y otra vez en los primeros pasos de este largo camino que se abre en nuestras vidas.

  • El primer – e indiscutible – duro golpe son los ingresos que obtenemos contra los gastos a los que empezamos a hacer frente, las cuentas nunca salen como esperábamos. En el día a día nos encontramos una serie de gastos con los que no contábamos y para nada habíamos tenido en cuenta y, por supuesto, los ingresos son menos de los que tenías planeados (acabas de lanzarte al mercado y por muy bien formado que estés o por muy buena que sea tu idea de negocio, nadie va a empezar pagándote lo que pensabas).

perder dinero

  • Otro contratiempo que vas a encontrarte es la competitividad; en primer lugar para iniciar la vida laboral hay que conseguir un puesto de trabajo (por el cual lucharán un gran número de candidatos) o saber vender el valor diferencial del negocio que has decidido emprender (que tiene de original respecto al resto de actividades que podrían solucionar el mismo problema) y en segundo lugar una; vez que estás dentro de una empresa, no siempre te vas a encontrar compañeros que trabajen en equipo y vayan todos a una por lograr los objetivos del negocio, muchas veces darás con el individualista que sólo le preocupa “apuntarse tantos” personales.
  • El tiempo libre se convierte en el siguiente batacazo; olvídate de las largas vacaciones de verano, de la semana santa eterna, las vacaciones por navidad, las tardes libres, etc. Con suerte tendrás libres los fines de semana. Pero no seamos negativos porque, aunque reducido, al final siempre sacamos algo de tiempo para dedicarlo a las cosas realmente importantes (familia, amigos y, por supuesto, uno mismo).

La realidad es que estos puntos solo son adversidades con las que nos encontramos al entrar en contacto con el mundo real pero hay que superar el miedo y lanzarse a nuevos retos que, sin lugar a duda, poniendo ganas y esfuerzo y con un poco de tiempo conseguiremos lograr cualquier objetivo propuesto.

Autor: Mariví Muñoz

Redactora y editora de algunas publicaciones de elblogdelaspymes. Graduada en Marketing, me encanta la investigación de mercados y todas las técnicas para atraer al consumidor con lo que más le interesa. Actualmente trabajo como responsable de marketing y comunicación de Deudae. Espero que os gusten y resulten útiles las publicaciones y confío en recibir vuestros comentarios para mejorar día a día.

Compartir Esta Entrada En

2 Comentarios

  1. Exactamente esa es la dura realidad, pero como bien dices al final, yo también pienso que, aunque con mucho esfuerzo, lograrás tu objetivo, que probablemente se haya modificado desde que comenzaste tu andadura al enfrentarte a la realidad.
    Hay que tener en cuenta estos puntos, fundamentales, a la hora de comenzar la vida laboral.
    Buen artículo

    Publicar una Respuesta

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *