¿Cómo acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Este sábado entran en vigor las modificaciones del Estatuto de los Autónomos que se aprobaron con la Ley 31/2015. Esta Ley recoge algunos cambios sustanciales como la tarifa plana plana al darse de alta como autónomo, la capitalización del paro o el alta en autónomos y paro. Pero una de las más esperadas es la que detallamos a continuación: la Ley de Segunda oportunidad.

deudae, el blog de las pymes, cirbe

Segunda oportunidad para todos

Si antes tan solo las empresas tenían una manera clara de descargarse de sus deudas, ahora son también los particulares y los autónomos quien va a poder acogerse a la exoneración de las deudas en caso de haber fracasado en su aventura profesional.

 

¿Cómo?

El deudor deberá iniciar un proceso extrajudicial tutelado por un juez en el cual deberá llegar a un acuerdo para establecer una quita o intentar acordar unos plazos de pago.

El proceso extrajudicial

Para que este proceso llegue a buen puerto el deudor debe compensar a los acreedores con bienes no necesarios para su actividad económica o mediante la cesion de acciones de su compañía.

Además, deberá entregar un plan de viabilidad económica. En este proceso el deudor podrá solicitar la ayuda del mediador concursal para que haga de interlocutor entre las partes.

En caso de no alcanzarse acuerdo se iría al concurso voluntario.

Ley de Segunda Oportunidad

¿Quién puede acogerse al concurso de acreedores voluntario?

Cuando no se haya llegado a ningún acuerdo y el emprendedor decida acogerse al concurso, el juez podrá descargarle de gran parte de esas deudas siempre que determine que ya no tiene dinero ni activos para hacer frente a dichas deudas y que ha actuado de buena fe.

¿Qué deudas mantiene?

En La Ley de Segunda Oportunidad se establecen como excepciones las deudas “de derecho público y los créditos por alimentos”, lo que determina que se deberá hacer frente a las deudas con la Agencia tributaria y la Seguridad Social así como la pensión alimenticia de los hijos en caso de estar divorciado.

¿Quedará registro del deudor?

Según se establece, en caso de acogerse a esta Ley el deudor quedará registrado en “en la sección especial del Registro Público Concursal por un plazo de cinco años” y tendrán aceeso a dicho registro “las personas que tengan interés legítimo en averiguar la situación del deudor (…), así como las Administraciones Públicas y órganos jurisdiccionales habilitados legalmente para recabar la información necesaria para el ejercicio de sus funciones”.

Como vemos, esta Ley pretende ofrecer el Concurso de Acreedores a todos los ciudadanos. En los próximos meses veremos qué resultado da.

Ley de Segunda oportunidad

Autor: Ignacio Parga

Periodista y emprendedor. Tras tres años trabajando en televisión decidí abrir los ojos y ver más mundo. Ahora pruebo suerte en el mundo tecnológico. Comencé en Floqq.com donde tuve la oportunidad de conocer la cuna del emprendimiento, San Francisco. Ahora trabajo en una de las Start Up más innovadoras y prometedoras: Deudae. Espero que disfrutes leyendo. Cualquier comentario será más que bien recibido.

Compartir Esta Entrada En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *