CIRBE: El scanner financiero de tu empresa.

¿ Qué es la CIRBE?

No es una palabra que escuchemos en nuestro día a día a no ser que tratemos con Bancos o productos relacionados con ello. A continuación os explicamos qué es la CIRBE y cómo funciona en el momento en el que solicitas financiación.

Las siglas CIRBE corresponden a Central de Información de Riesgos del Banco de España. En definitiva, lo que la Banca sabe de nosotros. Como podéis intuir, es la Base de Datos que gestiona el Banco de España; una de las más poderosas puesto que se concentra todo el historial crediticio de un cliente: Préstamos, avales, líneas de descuento etc. En dicha Base de Datos, las entidades financieras aportan toda la información crediticia que tienen de un cliente. Internamente, se utiliza para control de riesgos mayoritariamente. En definitiva, es una central de riesgos. Comentar que la CIRBE informa a partir de 6.000 Euros por lo que si el riesgo que mantienes en una operación es inferior a dicha cuantía, no apareces en ella.

Una entidad Bancaria puede utilizarlo con fines comerciales, puesto que tal y como hemos comentado atrás, tiene a través de ella toda la información que le puede aportar de un cliente, y utilizarla por tanto, como arma comercial -ya que en un entorno real- el Titular que vaya a pedir un préstamo, no se lo puedan conceder al saber que tiene contratados otros productos ‘incompatibles’. Incidir que la CIRBE comunica riesgos directos e indirectos, pero no es un sumatorio de lo que dichos clientes tienen concedido.

 

Cualquier persona física puede acceder de manera gratuita a la información que la CIRBE tiene sobre ella. Por ello, solicita a través de la página web del Banco de España la petición, pues suele ser relativamente inmediata. Otro dato a tener en cuenta es que la información cierra datos el día 30 de cada mes. Igualmente, una persona física está en su derecho saber quiénes han consultado su información, pero no de manera indefinida. Si estás interesado en ver qué entidad ha accedido a tu información, puedes acudir personalmente al Banco de España o realizarlo a virtualmente con tu D.N.I. electrónico.

Es usual que las Entidades puedan haber enviado de manera involuntaria información de sus clientes errónea, así que siempre se debe cotejar que la información que respecta a ti, sea la correcta. Si no resultara veraz, se puede modificar aunque debes saber que no puedes darte de baja del registro.

Un consejo de emprendedor es que si tuvieras posibilidad, diversificaras tus fuentes de financiación, ya que existen servicios alternativos como plataformas de compensación de facturas, crowdleding, etc. los cuales no perjudican al cómputo de la deuda y no tienen obligación de informarlos a la CIRBE.

Nos gustaría conocer si has mantenido en algún momento dado alguna relación con la CIRBE y nos comentes más datos sobre tu propia experiencia.

 

Autor: Ana Arias

Diplomada en Publicidad y Máster en Recursos Humanos. Apasionada de la Venta. En toda mi trayectoria profesional me he dedicado a la venta en diferentes ámbitos empresariales. En nombre de los que colaboramos en elblogdelaspymes esperamos que os resulten interesantes los temas que tratamos. Cualquier sugerencia, no dudéis en escribirnos; será un placer para nosotros recibir vuestros comentarios.

Compartir Esta Entrada En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *